Blog

Castellón duplica el importe de las licitaciones en el año preelectoral

news-apecc-3

Los partidos políticos ya están inmersos en las diferentes contiendas electorales que se sucederán en los próximos meses. El domingo 28 de mayo llegarán las elecciones municipales y autonómicas para alcanzar, en el tramo final del año, los comicios generales. Los candidatos ya están a punto de entrar en una fase de contrarreloj a fin de obtener la mejor nota posible de los ciudadanos. Uno de los aspectos que suele pesar en el ánimo de los electores es la inversión en cada territorio.
La Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de infraestructuras, Seopan, ya ha recopilado las licitaciones de obra pública del 2022, que arrojan un resultado favorable para Castellón. La suma de las inversiones anunciadas por los ayuntamientos, Diputación, Generalitat y Gobierno asciende a 385,5 millones. El doble respecto a los 176,9 millones del 2021, y el mejor resultado de los últimos cuatro años.
Parte relevante de este incremento tiene que ver con el importante avance en actuaciones largamente esperadas. De todas ellas, destaca el acceso ferroviario sur a PortCastelló, que en el pasado ejercicio dio un paso fundamental con la licitación del primer tramo. Una obra que salió a concurso público por 123 millones de euros, y que a finales de diciembre fue adjudicada por 82,75 millones a la UTE integrada por Copasa, Puentes y Calzadas Infraestructuras, y Torrescamara.
De hecho, solo este proyecto se lleva la práctica totalidad de las inversiones del Estado en la provincia. Si se descuentan estos accesos al puerto, el importe se queda en 21,7 millones. El principal acelerón se dio en el mes de diciembre, con 11,7 millones.
La Generalitat licitó por 66,5 millones en la provincia, mientras que la suma de ayuntamientos y Diputación fue de 147,2.
El año pasado / no estuvo solo marcado por el aspecto positivo de la aceleración en las licitaciones. La contrapartida adversa vino de la mano de las numerosas obras que quedaron desiertas, al no tener empresas dispuestas a ejecutar los trabajos de las administraciones. La causa se debe al fuerte incremento de los costes de materiales de la construcción y la energía. En la mayoría de estos casos, los cálculos de las licitaciones se habían hecho antes de la subida de la inflación, por lo que las empresas calcula
Millones de euros. Es la suma de las licitaciones de obra pública en Castellón a lo largo del pasado año. De esta cifra, 120 millones corresponden al apartado de edificación, mientras que el importe restante se centra en la obra civil. En cuanto al resto de provincias de la Comunitat, Alicante licitó por un total de 828,3 millones de euros, mientras que en Valencia la suma asciende a 1804,9 millones. Porcentualmente, es Castellón la provincia del territorio autonómico que más crece respecto al 2021, con un 102%. Valencia incrementa un 49,7%, mientras que en el caso de Alicante experimenta una mejora menor, del 27,5%. ron que trabajar a esos precios implicaría perder dinero.
El secretario general de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (Apecc), Carlos Gomis, señala que en el periodo entre enero y octubre «se quedaron desiertas 23 obras, cuyo importe equivale al 20% del importe total». El fenómeno se dio en casi todos los ámbitos. Uno de los más relevantes fue la obra de ampliación del servicio de urgencias en el Hospital General de Castelló. Los trabajos comenzaron, pero la empresa adjudicataria, que presentó una oferta de 3,2 millones, renunció a las pocas semanas. La Conselleria de Sanitat volvió a licitar, por un importe de 11,7 millones. Se espera que la adjudicación llegue en febrero.
El secretario general de la patronal de los constructores en la provincia añade que en 34 obras «la adjudicación se hizo con solo un licitador, mientras que en otras 33 solo hubo dos. Casi el 50% del presupuesto ha estado afectado por la escasez de empresas».
El final del pasado año fue más favorable. «Los precios se han estabilizado y los pliegos más recientes ya tienen en cuenta los costes actuales», afirma el propio Gomis.
En cuanto al 2023, /
Carlos Gomis muestra un optimismo moderado. «Se espera una revitalización de la obra pública, especialmente con el dinero que venga de los fondos europeos, que permiten la rehabilitación de edificios, y esto ha animado bastante». En cuanto a las actuaciones privadas, espera que se mantengan estables, pese a la actual incertidumbre de la economía.

FUENTE: Periódico Mediterráneo de Castellón